Llegan los juegos del hambre...que diga, la búsqueda de cole

18.03.2019

Hola,

Perdón por estar desaparecida tantos días, estuve a tope en el trabajo y además, por si no me sigues en mis perfiles.... ¡YA ESTOY INDEFINIDA!

No hace tanto que yo me ví en esta tesitura, y ahora la peque va a acabar infantil.... el tiempo vuela.

Nosotros, en esto no había mucho margen, sólo hay dos colegios en el concejo y uno de ellos está al lado de casa. Pero te voy a contar como decidimos el cole por si te sirve de ayuda.

Lo que teníamos claro es que iría a un colegio público, era una decisión que teníamos muy clara.

Primero, la localización, estar al lado de casa es una ventaja por si la niña necesita alguna cosa. Sobre todo porque tirando de abuelas no las ibamos a tener rulando por Asturias en coche.

Segundo, MUY MUY importante ir a las jornadas abiertas. No sólo ves el colegio y sus instalaciones sino que también ves la metodología que tienen. Conoces a los maestros que van a estar con la peque...

Tercero, al ser el cole del pueblo hay muy poquitos alumnos, y que la maestra/o conozca a la perfección a tu hija/o, que le dedique bien de tiempo y el cariño con el que he visto estos años como los tratan... eso es más que un plus.

Cuarto, el comedor.... tener comedor, aunque en nuestro caso solo se quede dos días a la semana, es una maravilla para dar descanso a las abuelas. En este colegio es de servicio catering, el otro cole tiene cocina propia... pero todo se andará.

Quinto, el uniforme. No sabes que maravilla no discutir por las mañanas con que ropa se va a poner. Uniforme y chandal y listo. Ganas tiempo y salud, créeme.

Lo que echo de menos es no tener lo que llaman Madrugadores, ya que ahí la llevaría yo y así dependeríamos menos aun de las abuelas, pero al ser tan pocos los que lo usaríamos no hay opción, al menos de momento.

No hubieramos podido escoger mejor, estamos encantados con el colegio, al ser tan pocos aprenden muchísimo, los conocen perfectamente y de verdad, que tanto cariño que les dan.... ver a la niña ir sonriendo cada día es un chute de energía.

Si tienes dudas, de verdad, ve a las jornadas abiertas y pregunta y aclara todas las dudas.


Espero tus comentarios ; )

Feliz inicio de semana,

Sara